Y llovieron palabras de amor...



Llevábamos anunciándolo varios días antes y, por fin, llovió. Las gotas se impregnaron sobre la tela de los paraguas en forma de versos,imágenes sugerentes, 100 corazones y un montón de manos dispuestas a llevárselos por una buena causa: un orfanato para niños abandonados y con discapacidades en Haití.
Han sido muchos días de secretos, complicidades y inolvidables momentos. Pero la espera mereció la pena por la sorpresa, el asombro y , sobre todo, por esos corazones solidarios que nos acompañaron durante 25 minutos en los que se recaudaron 570 euros.
Sí, llovió y les amamos.
¡Gracias, muchas, muchas gracias a tod@s!

2 comentarios:

mdremei.1 dijo...

Precioso. Un gran gesto de amor. Enhorabuena.
El racó de la biblioteca (alcover)

Ronsel dijo...

Xa me tardaba a min esta crónica! Coma sempre, miles de parabéns... e eu tamén mercaba aí!